Cuento para niños, Manuel, el niño que soñaba despierto

Hoy quiero contarles uno de los cuentos cortos para niños, que tengo en mi repertorio, y tiene por nombre Manuel, el niño que soñaba despierto, este cuento empezó en la ciudad de Zaragoza en España y Manuel que era un chaval muy imaginativo, no quería ir al colegio, ya que ahí todos los niños, se burlaban de él, tan solo porque él les contaba, que estando caminando, veía cosas, o simplemente se las imaginaba y las tenía presente, de ahí le dieron en sobrenombre de Manuel el soñador despierto.

Cuento para niños

Y es que contaba dentro de sus anécdotas, como serpientes de mil colores, que volaban, le hablaban al oído, para decirle lo que tenía que hacer, otras de las cosas que veía o se imaginaba, eran pescados, que caminaban por la calle, fumando con sus pipas, en donde salía humo de colores, como formando un arcoíris.

Esto para un niño normal, era muy difícil de entender, y por eso todos los compañeros de la escuela, se burlaban de él, Manuel, sin decir nada a sus padres, antes de entrar a clases, se salía a un parque en donde le daba vuelo a la imaginación, y fue ahí donde encontró al conejo parlanchín, un conejo que con gorra y tenis, jugaba con Manuel por horas, y esto ayudaba a Manuel a salir del estrés de saber que era diferente a los demás.

Pero llego el día, en que la maestra del colegio, se hizo presente con sus padres, y la mentira de entrar al salón, salió a flote, buscándolo por todas partes, al fin dieron con él, y claramente tanto los padres como la maestra del colegio, vieron al conejo, que parecía de caricatura, bailando con él, al darse cuenta de ello, salió disparado y se escondió, sus ojos fueron testigos, de una de las tantas aventuras que tanto contaba Manuel, apenado por verse al descubierto, no supo más que decir, que eran muchos los compañeros que se burlaban de él.

Los padres que hasta ese momento, le darían un castigo ejemplar, al ver una de las tantas criaturas de las que su hijo hablaba, ya nada pudieron hacer, tan solo confiaron más en su hijo y lo defendieron por siempre.